jueves, 5 de enero de 2017

Día 8 - On the road!

Nos despertamos llenas de energía. Hoy hemos conseguido dormir 7 horas y hemos cargado las pilas. A pesar que ayer creímos que nuestras compras habían acabado...tenemos que volver al centro para coger algunas cosas que faltaban. El asunto tintes se está alargando más de lo que creíamos y queríamos. Hoy hay muchísimo tráfico, y casi no llegamos al bus que nos lleva al campo. Gracias a Filipa, el señor autobusero se digna a frenar un poco para esperarnos.
Al subir ¡SORPRESA! Nos encontramos con Jony, tan sonriente como siempre. Estos días ha estado visitando a su hermana, embarazada de 8 meses, así que todavía no habíamos coincidido con él. Enseguida nos pregunta por el equipo y pasamos un trayecto ameno poniéndonos al día.

Encuentros en el 86!

Al bajar del autobús, Elena filma la odisea que supone ir caminando desde la parada del autobús hasta el campo. Un verdadero peligro de día, podéis imaginároslo de noche. Os invitamos a que lo veáis y compartáis. Creemos muy necesario un llamamiento que inste a las autoridades competentes a facilitar a, las personas que viven en los campos, el acceso a la red de transporte de una forma segura. Sabemos que esta situación no afecta únicamente a Sinatex y que ya ha habido atropellos por este problema añadido.

video

Al llegar al campo, encontramos un grupo de niños/as jugando al fútbol con Anne, otra voluntaria independiente que acaba de regresar de pasar unos días con la familia. Otro grupo de niños/as, se encuentran en la escuela viendo una peli con un grupo de voluntarias griegas. Así que nosotras aprovechamos para pasar al ordenador los datos recogidos para el equipo de optometristas, al abrigo de un té calentito. Al acabar, improvisamos una clase de Kurdo – Español, que se ve interrumpida pues necesitan la ayuda de nuestro profe para traducir. Aprovechamos la tesitura para empezar a repartir las lanas y terminar de repartir algunos tintes que ayer, dada la locura, quedaron pendientes. Enseguida se ofrecen a ayudarnos Diana, Rolyan y Ahmed, que al mismo tiempo ejercen de porteadores, GPS y traductores. Nos damos cuenta que es mucho más sencillo el trabajo de reparto puerta a puerta, que de forma comunitaria, ya que se muestran mucho más pacientes y comprensivas.

Viendo "La bicicleta verde"

Barça - Madrid en Sinatex

Reparto de lanas

Al finalizar, tachamos otra tarea pendiente desde hace días, visionar el documental con Víctor y Lilav, dos de sus protagonistas. Queremos que nos den su opinión y su visto bueno antes de proyectarlo para el campo, pero diez minutos después de comenzar, nos expresan abiertamente que no quieren que sus “vecinos/as” lo vean. Se sienten vulnerables ante los demás, y enseguida comprendemos que, si la convivencia con otras casi doscientas personas ya es de por sí complicada, no quieren darles a conocer lo que opinan a cerca de la situación mientras continúen conviviendo con ellos/as. Por supuesto respetamos su decisión.
Cenamos con la familia de Lilav y Roylan, a quienes ya habíamos tenido que rechazar estos días otras invitaciones. Pronto, sus vecina, Berivan, llama a la puerta y, al ver nuestro ordenador en su cuarto, corre a por unos DVD's y a buscar a su marido. Son los vídeos de su boda. Por supuesto accedemos a verlos todas juntas. Uno de los DVD's no se ve. Nos cuentan que cayeron al mar en su viaje de Turquía a Grecia, pero que consiguieron recuperarlos. Se muestran súper contentos al revivir el día, y van narrando cómo se sucede la ceremonia. Una locura total con más de 1000 invitados. Nos llaman la atención varios detalles. Durante la ceremonia, todos/as los/as invitados/as, pasan a felicitar a los recién casados (sí, más de mil invitados...), y la novia no mira a ninguno de los hombres que pasan a saludarlas,una muestra más de la sociedad machista y patriarcal a la que pertenecen. Así mismo, la novia, nos explican que, como muestra de respeto, no sonríe cuando le toman fotos o vídeos, algo que ya habíamos observado en otras fotografías de bodas que nos habían mostrado anteriormente.

Tras una charreta distendida en uno de los puntos de paso, con todos/as quienes van y vienen, donde un grupo de mujeres se encuentra tejiendo con sus nuevas provisiones, donde un grupo de hombres juegan a las cartas para no perder costumbre, donde un grupo de niños/as juegan al pilla-pilla, donde un grupo de adolescentes se sientan juntos para sumergirse, como todos los adolescentes de este mundo, en las pantallas de sus móviles, decidimos irnos a casa.

Salimos y está lloviendo. ¿Habéis visto el video de la carretera? Imaginaos el resto...Cansadas y caladas, nos despedimos un día más. See you tomorrow my friends!



2 comentarios:

  1. Los pequeños contratiempos, los solventais, con mucho esfuerzo, trabajo y dedicación.

    ResponderEliminar

  2. Manténgase conectado de forma no parada gracia nuestros paquetes ofrecen créditos entre
    individuos disponible día y noche tiene una tasa de interés del 2%
    A partir de 191 euros de correo electrónico solo. contacto: duroumarcel@gmail.com

    ResponderEliminar